//
estás leyendo...
Artistas

Yomo Toro, el verdadero nombre del cuatro


Yomo Toro, el maestro puertorriqueño del cuatroCada vez que muere un músico, las crónicas fúnebres desempolvan las mismas frases seudo poéticas y concluyen, en el más común de los casos, que la tierra perdió un intérprete pero el cielo ganó un artista. Esta semana murió Yomo Toro y con toda honestidad debo decir que su cuatro no está sonando en ningún rincón del cielo.

Y con lo anterior no suponemos presuntas malas acciones de Yomo Toro en vida que le impidan caminar por el Reino de los Cielos, ni mucho menos que su magistral dominio del cuatro no sea digno del edén. Por el contrario, su obra en la Tierra le asegura un lugar en el selecto círculo de los recuerdos inextinguibles y nadie podrá volver jamás a tocar un cuatro sin antes encomendarse al hombre que murió el pasado 30 de junio a los 78 años por causa de un fallo renal.

No, Yomo Toro, a quien llamaban el “Jimmy Hendriz de la salsa”, no integra ningún conjunto celestial, su huella está grabada con cuerdas en la partitura de la historia latinoamericana, esa misma que no se puede leer sin escuchar su punteo agudo, guajiro, en la Murga de Panamá, Guaracha o Quítate Tú.

Nacido el 26 de julio de 1933 en Ensenada, Puerto Rico, bajo el nombre de Victor Guillermo Toro Vega, Yomo –como pasó a la historia luego del show televisivo que llegó a conducir en el Canal 41 de Nueva York- seguramente encontrará algunas dificultades en tramitar un visado al cielo, pues en la Tierra se le solía ver con un bandido, al que los mortales llaman “El Diablo”.

Fue de la mano de Willy Colón que su nombre se convirtió en un referente musical latinoamericano y fueron sus cuerdas las que brindaron solos memorables que remataba la voz de Héctor Lavoe. Yomo, Colón y Lavoe son los intérpretes de El Bueno, el Malo y el Feo, el álbum que toma el nombre del homónimo filme de Sergio Leone, protagonizado por Clint Eastwood. En ese álbum encontramos un tema como “Guaracha” con un segmento musical conmovedor, donde el cuatro de Yomo canta lágrimas junto a la voz melancólica de Willie Colón.

En la música latinoamericana, como en las matemáticas, no hay cuatro sin tres, pues es ese el nombre del instrumento cubano acreedor del cuatro puertorriqueño. Y si Yomo es referente en el cuatro, Arsenio Rodríguez lo es en el tres.

La influencia de Rodríguez llevó a Yomo a la experimentación: de hecho, “Tríbuto a Arsenio” es el nombre con el que sonó por primera vez un cuatro en la música afrocaribeña, en 1970, como parte de esa producción entre Toro y Larry Harlow, el amigo que lo acompañó hasta sus últimos días. Sin embargo, su grandeza es el resultado de un regalo navideño para Willie Colón.

Yomo Toro aparece en las más inimaginables escenas históricas: está junto a la Fania All Stars –de la cual era integrante a pleno derecho- en el Cheetah para grabar “Our latin thing” en 1971; viaja con ellos para musicalizar la pelea de Muhammad Ali y George Foreman en Zaire en 1974 y en 1977 su cuatro es el encargado de abrir uno de los filmes más recordados de Woody Allen, Bananas.

Siguiendo su rumbo, por fuera del éxito que le brindo Willie Colón, Yomo siguió imprimiéndole su sello inconfundible a experimentos musicales como aquel al que llamó “Funky Jíbaro”, donde el verdadero vocalista es su cuatro.

Poco se sabe de la vida privada de Yomo Toro: quizás fue su estado de salud la calamidad que acercó su nombre nuevamente a los medios, pero lo que más sabemos de él nos lo contó con esa especie de guitarra que hasta en ese molde de cintura ancha asemejaba a su figura bonachona.

Esas cinco cuerdas que jamás volverán a ser acariciadas por esos dedos cortos y veloces que hoy nos impiden pensar que el título de “cuatrero” pueda ser asociado a un nombre diferente al de Yomo Toro.

Les habló Juan Fernando Rodríguez Escobar para Vientos del Sur por AM530, La Voz de las Madres, buen fin de semana para todos.

Acerca de juferoes

Licenciado en Ciencias de la Comunicación, editor de un conocidísimo portal online (que seguramente alguna vez has visto), apasionado de tecnología móvil y de música afrocubana. Mi escritor preferido es Andrés Caicedo y la mejor película que he visto en mi vida (creo) es La Hora 25 de Spike Lee.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: