//
estás leyendo...
Artistas

Barretto, un héroe de dos mundos (Parte II)

En los años 70 el conguero y director de orquesta Ray Barretto alcanza uno de sus puntos más altos al publicar el álbum rojo.  En ese momento, el hombre que prácticamente inventó el latin soul y el boogaloo siente que debe dar otro giro y salir del “cuchufrito circuit”.

Ray BarrettoSe trata de los años en que el “rey de las manos duras” pasa al sello discográfico Atlantic y prueba con fusiones del smooth jazz y y el latin soul, pero que derivan en un sonido funk que no encuentra ni el favor del público ni la satisfacción del autor. Para el propio Barretto se trata de años difíciles, donde se desvió de la búsqueda musical que había emprendido desde los años 50.

Es así que en 1979, Raymond vuelve a su casa: los sonidos afrolatinoamericanos lo acogen ansiosos por volver a escuchar sus notas y convencerse que los años dorados aún no terminaban., y como para mostrar que estaba en su mejor momento  volvió con un “Tumbao africano” como regalo de viaje.

Barretto era como ese jugador de fútbol que siembre encabeza la lista del partido de las estrellas. Su nombre estuvo en conciertos inolvidables de aquellos años como el del club Cheetah, de Ralph Mercado, de donde saldría la película-documental “Our latin thing”. Pero también era el primer renglón de encuentros legendarios en los estudios de grabación: él, Tito Puente y Charlie Palmieri, entre otros, dieron vida a un álbum como “La cuna”, con el cual Ray volvía a tocar con el maestro de los timbales después de un par de décadas.

Y ya que estábamos armando conjuntos de estrellas, pensaría seguramente Barretto, por qué no juntar las voces de Celia Cruz y Adalberto Santiago con sus  arreglos musicales. De esta forma, nació el álbum “Tremendo trío”, donde nuevamente Ray se sumerge en los sonidos más latinoamericanos del género.

En 1988, volvería a juntarse con Celia Cruz para grabar el álbum “Ritmo en el corazón”. En este trabajo discográfico no solo se juntan la voz contagiosa de la Negra Grande de Cuba y las manos duras de Barretto, sino también las letras de Tite Curet Alonso, uno de los grandes contadores de historias de la música afrocaribeña, autor de más de 2 mil canciones, y quien por aquellos años deletreaba sus últimas composiciones, como “No me cambie camino”.

Cuando llegó la década del 90, Ray volvió a salir de cacería y encontró un baterista japonés, un pianista colombiano, un saxofonista brasileño y un trompetista puertorriqueño. Nacía entonces New World Spirit. Aquí empieza otra época para Barretto, alejado de lo que ya entonces se llamaba salsa, el percusionista puertorriqueño se dedicó a los sonidos más instrumentales del latin jazz. Son los años de “Summertime”, el álbum donde el hombre que siempre se mantuvo detrás del vocalista, dirigiendo la batuta, se atreve a tomar el micrófono y cantar.

Barretto murió en 2006 en Nueva Jersey, pero antes de que su nombre fuera inscrito con la tinta que se narran las leyendas inmortales, recibió decenas de homenajes, entre los cuales, uno que recordó con aplausos medio siglo dedicado a explorar los distintos rincones de nuestro ser latinoamericano a través de la música.Barretto es una especie de héroe de dos mundos. Elevado a figura fundacional de la música afrocaribeña, le llueven honores en todos los ámbitos latinoamericanos por su aporte a la cultura del continente. Pero por otro lado, en el mundo del jazz es una celebridad a la altura de Quincy Jones o Chick Corea, con quienes comparte el distinguido título de “Maestro del jazz” que otorga el National Endowment for the Arts.

Un héroe de dos mundos que con sus congas les habló al oído a hombres que se dejaron separar por líneas imaginarias pero a los cuales su propia música los volvió a reunir.

Acerca de juferoes

Licenciado en Ciencias de la Comunicación, editor de un conocidísimo portal online (que seguramente alguna vez has visto), apasionado de tecnología móvil y de música afrocubana. Mi escritor preferido es Andrés Caicedo y la mejor película que he visto en mi vida (creo) es La Hora 25 de Spike Lee.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: