//
estás leyendo...
Canciones

Desde Panamá gritaron: ¡Murga!

Es uno de los países más pequeños de Latinoamérica pero su aporte a la música afrocaribeña de los años dorados es uno de los más consistentes en la historia de este movimiento cultural. Rubén Blades, Vitín Paz y Meñique, entre otros, son algunos de los regalos Panamá le obsequió al ritmo que, por primera vez, definió la identidad continental. Y, por supuesto, está la Murga…

Willie Colón y Héctor Lavoe, intérpretes de La Murga de Panamá

El dúo que le cantó al carnaval panameño

El Caribe es la tierra de la celebración pero uno de sus ritos más emblemáticos, el Carnaval, nació lejos de estas veredas. Sin embargo, en Latinoamérica adquirió personalidad propia, bastaría mirar de reojo los festejos monumentales que se llevan a cabo durante esos días de febrero en Río de Janeiro, Barranquilla u Oruro.

Y dentro de ese toque revolucionario que nuestro continente le dio al Carnaval figura la institución de la Murga, un conjunto coral, teatral y musical que recorre las calles de la ciudad en fiesta contagiando con su alegría a todos los invitados para encargarse de que no haya un solo lugar a donde no llegue el ritmo.

Pero hay murgas que recorren el mundo, encabezadas por un trombón que retumba en las ondas con la fuerza de un clarín, una voz de melancólica alegría por la cual las piernas se mueven guiadas desde el corazón y un cuatro que lleva el campo a la orilla del mar para que guajiros y mulatos se fundan en el mismo baile. Por supuesto hablamos de la Murga de Panamá, de Willie Colón, de Héctor Lavoe y Yomo Toro.

“Ellos se enamoraron de Panamá y comenzaron a aproximarse más qué era la cultura panameña y allí descubrieron la murga, como un conjunto de calle que animaba toda la población y en ese momento decidieron escribir este tema”. Quien entrega este testimonio es el doctor Edwin Pitre Vásquez, etnomusicólogo panameño radicado en Brasil,  actualmente dedicado a la enseñanza en la Universidad Federal de Paraná pero en el pasado uno de los culpables de que la palabra “salsa” dejara de significar “perejil” en portugués y pasara a significar también el sonido musical proveniente de las Antillas, gracias a su propio grupo, Son Caribe.

“La murga” surge como un homenaje de Willie Colón, un músico nacido en Nueva York de origen puertorriqueño, quien se hizo célebre por este tema y muchos, muchísimos más, y que quedó sorprendido por esa manera tan particular de celebración en el país del Canal.

“La murga en Panamá es un conjunto de percusión e instrumentos de viento, acompañado por una multitud de personas cantando en coro diferentes tonadas. La murga es una institución que se encuentra al interior de la República de Panamá durante el carnaval, una celebración diurna, la Murga sale como el grupo sonoro que da sentido al carnaval panameño”, certifica Pitre, testigo asiduo de estas celebraciones.

Murga durante un carnaval panameño

Murga durante un carnaval panameño

El trabajo de Willie Colón, con La Murga, consistió en reclutar, para el universo de la música afrocaribeña, uno de los ritmos emblemáticos de la tradición cultural de Panamá, imprimiéndole ese sello que lo hizo a él un músico tan característico.

“Él se inspira un poco en el ritmo de la tamborera panameña para dar ese clima de murga, murga con salsa y después dobla el acompañamiento para salsa, con una letra muy simple pero tomando momentos muy interesantes de lo que es una murga en el interior del país”, añade Pitre para quien “una de las genialidades que tiene Willie Colón es la capacidad de sintetizar descriptivamente imágenes sonoras en sus arreglos. En esa época producía cosas que se convirtieron en íconos sonoros de la música de América Latina”.

Pero si Willie Colón se hubiera limitado a copiar una murga no sería Willie Colón ni su tema hubiera sido tan célebre. La magia de su Murga consistió precisamente en ese diálogo que logró entre el sonido antillano, la tradición panameña y la cultura puertorriqueña, pero no la de las orillas del Caribe, sino la del interior, la del cuatro campesino que tiene un solo interpretado por el magistral Yomo Toro.

Como nos dice el doctor Pitre, “el cuatro y el tres cubano trabajan dentro de un complejo llamado ‘punto guajiro’, tiene apelos para la música del interior, del campo. El cuatro puertorriqueño es muy usado en los aguinaldos navideños y Yomo Toro es uno de los mejores intérpretes de este instrumento, que fue muy bien aprovechado en ese arreglo”.

El otro solo de esta pieza maestra corre por cuenta del trombón de Willie Colón, una demostración de destreza que no fue para nada fortuita. “Si Ud. repara la instrumentación que tiene la Murga, esta comienza con un trombón, o sea un instrumento de metal. Todas las murgas panameñas comienzan con metales. Willie Colón se apropió de esa imagen con una frase conocida ‘tada-de-tooo, tada-de-tooo y luego dobla con el bajo”.

“Una de las genialidades que tiene Willie Colón es la capacidad de sintetizar descriptivamente imágenes sonoras en sus arreglos. En esa época producía cosas que se convirtieron en íconos sonoros de la música de América Latina”.

Panamá aportó al conjunto de la música afrocaribeña mucho más que su murga y, entre los nombres a los que la historia del género le es acreedora no sólo está el del gran Rubén Blades, también cabría recordar a Meñique, importante cantante que trabajó con Eddie Palmieri; Vitín Paz, trompeta de las mejores orquestas de Nueva York durante los años 50-60-70; Víctor Boa, gran maestro del latin jazz; Clarence Martin, quien acompañó con su bajo a los mejores músicos latinoamericano de la época. Camilo Azuquita, la familia Muñoz y tantos otros.

Panamá es un país con un territorio diminuto y con una de las independencias más recientes de Latinoamérica pero pese a eso atesora una identidad cultural tan rica que pudo permear los sonidos que hoy por hoy integran la banda sonora de la humanidad. Indígenas, negros afroantillanos y coloniales, catalanes, canarios y hasta coreanos construyeron la cultura de esta nación ubicada en el corazón latinoamericano y que, desde allí, le dio una lección al mundo: la diferencia es generadora de riqueza y no de conflicto.

Acerca de juferoes

Licenciado en Ciencias de la Comunicación, editor de un conocidísimo portal online (que seguramente alguna vez has visto), apasionado de tecnología móvil y de música afrocubana. Mi escritor preferido es Andrés Caicedo y la mejor película que he visto en mi vida (creo) es La Hora 25 de Spike Lee.

Comentarios

6 comentarios en “Desde Panamá gritaron: ¡Murga!

  1. Aprendo y disfruto mucho leyendo y escuchando tus crónicas! Gracias
    J.M.G

    Publicado por Jimena | octubre 8, 2011, 2:09 pm
  2. Gracias por el blog, ansioso de que sea viernes cada semana!

    Publicado por Sergio R. | octubre 8, 2011, 3:28 pm
  3. Grande Amigo Edwin Pitre, tremendo tema de Panama con su MURGA.

    Publicado por Daniel Henrique | octubre 20, 2011, 11:38 pm
  4. Un abrazo fuerte para mi amigo Edwin Pitre… Una enciclopedia en vida!!!
    Aprendi mucho tocando con él y en las conversas con amigos.

    Me gustó mucho el articulo!!!

    Que viva Panamá!!!

    UN ABRAZO SALSERO

    Publicado por Agustín Flores Franco | octubre 22, 2011, 12:53 pm
  5. Desde la península de AZUERO, cuna del Folklore panameño, mil Felicitaciones por la nota!!
    Esta tremendo su Blog. Les invitamos a visitar http://www.azueropanama.org

    Publicado por irinamix | octubre 25, 2011, 2:50 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: